Consejos y Accesorios para Proteger tu Maleta.

Durante los viajes es importante dedicar un poco de atención a la seguridad de tu equipaje y es que pueden suceder numerosas incidencias. Es posible que la maleta se extravíe o que algún ladrón intente robarla o llevarse algún objeto del interior. También puede ocurrir que se rompan o se abran durante los trayectos, dificultando su manejo o poniendo en peligro tus pertenencias.

Para que puedas viajar con mayor tranquilidad te hablamos en este artículo de algunos accesorios muy prácticos para proteger tu maleta y te damos algunos consejos sobre cómo mantener tu equipaje más seguro.

Cómo proteger tu maleta en aeropuerto
Foto: Bonnie Henderson / Pixabay

Esta información puede serte muy útil cuando viajes en cualquier medio de transporte pero especialmente cuando vayas a perder de vista tu maleta o vaya a ser operada por otras personas (por ejemplo al facturarla en el aeropuerto). También cuando te muevas con ella por lugares muy concurridos.

Accesorios para proteger maletas.

Candados para maletas.

Un candado es una buena manera de disuadir a los amigos de lo ajeno de intentar acceder al interior de tu maleta. Puedes utilizar un candado clásico pero es aún mejor uno que funcione con una contraseña númerica. 
 
Entre los de combinación númerica son muy recomendables los candados tipo TSA, ya que facilitarán mucho tu paso por las aduanas en algunos países, como por ejemplo Estados Unidos. En estos países, si necesitan registrar el contenido de tu maleta la abrirán como sea, aunque tengan que romperla, pero si el candado es tipo TSA la pueden abrir con una llave especial, sin dañarla. Si quieres saber más puedes leer nuestro artículo sobre candados TSA.
 
Actualmente muchas maletas ya llevan incorporado un candado o cerradura en la propia estructura de la maleta pero si no es así o quieres una protección extra puedes comprarlo por separado. Además, otra ventaja que tienen es que también se pueden usar para proteger mochilas o bolsos de viaje.
 

Un candado TSA de calidad es este de la marca Samsonite:

SAMSONITE THREE DIAL LIGHT COMBI
  • Mecanismo de triple dígito.
  • Dimensiones: 33 x 10 x 69 mm.
  • Varios colores para elegir.

Fundas de maletas.

Las fundas de maletas son muy prácticas para proteger tu equipaje de arañazos, abrasión, manchas, polvo, humedad… Son una estupenda forma de alargar la vida útil de la maleta y que luzca como nueva durante más tiempo. Además, también ayudan a evitar que las maletas se abran accidentalmente durante los viajes.

Están fabricadas en materiales como PVC, poliester, lycra… y son mucho más cómodas de poner y quitar que el típico film de envolver que se emplea a menudo. También son más ecológicas y económicas, puesto que se pueden reutilizar varias veces. Algunas fundas para maletas son transparentes pero otras muchas tienen bonitos diseños y dibujos por lo que, además de facilitar su identificación, son una manera de cambiar el estilo de tu equipaje.

A la hora de comprar una funda es importante medir bien tu maleta y elegir una que sea adecuada según el tamaño, aunque algunas ofrecen cierta elasticidad.

Fundas para maletas que te pueden interesar:

VICLOON FUNDA DE MALETA
  • Fabricada en PVC transparente y grueso.
  • Resistente al agua.
  • No dificulta el movimiento de las ruedas.
  • En varios tamaños.
FUNDA PARA MALETAS YOUTH UNION
  • Poliester y lycra de alta calidad.
  • Fácil de ajustar.
  • Cremalleras laterales para las asas.
  • Diferentes diseños y tamaños para elegir.

Correas o cinturones de maleta.

Las correas o cinturones de maleta están pensadas para que el equipaje no se abra accidentalmente durante los trayectos, en las cintas de los aeropuerto o mientras es manipulada por los operarios. Son una estupenda solución también, para salir del paso si se rompe alguna de las cremalleras de la maleta y no se puede cerrar correctamente, ya que así tus pertenencias viajarán más seguras.

Están fabricadas en materiales resistentes para que el tejido y las hebillas puedan soportar las duras condiciones a las que se suelen ver sometidas durante el transporte. Además, las correas para maleta son ajustables por lo que se adaptan a equipajes de diferentes tamaños.

Estas cintas para maleta son de las más vendidas:

CORREAS DE MALETA LUXEBELL
  • Materiales resistentes.
  • Ajustables para maletas desde 51 a 81 cm.
  • Cierre de liberación rápida.
  • Pack de 2, en varios colores.

Etiqueteros de maleta.

Los etiqueteros de maleta te permiten identificar tu equipaje fácilmente por lo que contribuyen a su seguridad. Puedes poner algunos datos personales para que se pueda saber que la maleta es tuya en caso de pérdida o para que no haya confusión con otras iguales. Si además el etiquetero tiene algún diseño o color llamativo te facilita la tarea de encontrar tu maleta, por ejemplo en la cinta de equipajes del aeropuerto.

Otra ventaja es que son versátiles y, generalmente, se pueden utilizar para todo tipo de mochilas, bolsos de viaje, bolsas de deporte, maletínes… y cualquier cosa que necesites identificar.

Lo ideal es que los etiqueteros estén fabricados en materiales resistentes, como algunas aleaciones metálicas, para que no se rompan ni se deformen.

Te pueden interesar estos etiqueteros de maleta muy prácticos:

YIZHET ETIQUETEROS DE MALETA
  • Fabricados en aluminio duradero.
  • Colores brillantes fáciles de identificar.
  • Diseño que permite ocultar los datos.
  • Pack de 6.

Cómo proteger tu equipaje en los viajes.

Además de usar estos accesorios hay otros consejos y precauciones que puedes seguir para evitar que tu equipaje sufra daños, se pierda o te lo roben.

Utiliza maletas de calidad.

Las maletas tienen que soportar condiciones muy duras, especialmente cuando se viaja en avión. Reciben golpes, son amontonadas, transportadas en cintas, etc. También pueden verse sometidas a elementos externos como la lluvia, el polvo, etc. Por eso, aunque puede ser tentador comprar una maleta barata sobre todo si se va a usar de forma ocasional, es importante que tu maleta sea resistente y de calidad. Evitarás de esta forma que se rompa a las primeras de cambio, que se estropeen las cremalleras o las ruedas, etc.

Para orientarte en este sentido, puedes consultar nuestros artículos con reseñas de las Mejores Maletas de Viaje.

No guardes objetos importantes o valiosos en la maleta.

Los objetos importantes como la documentación (pasaportes, etc) o que tengan cierto valor (dinero, joyas, aparatos electrónicos…) no deberían ir nunca dentro de la maleta, por si se pierde o nos la roban. Es mejor llevarlos siempre contigo, en el equipaje de mano, sin separarte de ellos y teniéndolos siempre vigilados.

Existen muchas mochilas y bolsos de viaje que son ideales para utilizar como equipaje de mano que, a menudo, cuentan con bolsillos de seguridad.

No te separes de tu equipaje.

No debes separarte de tu equipaje ni dejarlo abandonado en ningún momento. Tampoco cuando vayas al baño o a comprar algo en una maquina expendedora. En los sitios con mucho tránsito de personas, como aeropuertos o estaciones, tu maleta puede desaparecer en un instante.

No solo se trata de evitar a los ladrones, también es posible que el personal de seguridad retire un equipaje abandonado por considerarlo sospechoso. Tampoco sería la primera vez que alguna maleta sin vigilar provoca una situación de alerta.

Proteger equipaje robo pérdida daños
Foto: Ivabalk / Pixabay

Haz una foto de tu maleta y etiquetas de facturación.

Llevar una foto de tu maleta puede ser muy útil para ayudar a encontrarla en caso de que se pierda. Es más fácil y rápido enseñar la foto que describir la maleta, si tienes que hacerlo.

Lo mismo se puede aplicar a las etiquetas de códigos de barras que se ponen cuando se factura el equipaje. Si les haces una foto con el móvil tendrás todos esos datos a mano por si surge cualquier problema. Por otro lado, no olvides retirar las etiquetas de facturación viejas para evitar confusiones por parte de los encargados de manejar y transportar los equipajes.

Pon algún distintivo en tu maleta.

Existen multitud de maletas parecidas y algunos modelos son muy exitosos por lo que no sería raro que alguien utilizara una maleta exactamente igual que la tuya. Para que no haya confusiones, además de un etiquetero con tus datos identificativos, también es buena idea ponerle algún otro distintivo, como por ejemplo una pegatina o un pequeño lazo, que te ayude a distinguir enseguida cuál es tu equipaje.

Contrata un seguro de viaje.

Aunque se tomen todas las precauciones siempre es posible que ocurra algún problema y que tu equipaje no aparezca, se retrase o resulte dañado. Si has contratado un seguro de viaje, la compañía aseguradora te indeminizará por este tipo de incidencias. También puede, por ejemplo, encargarse de intentar encontrar tu maleta perdida.

Las condiciones pueden variar según el seguro que elijas pero también suelen cubrir otro tipo de incidencias como, por ejemplo, los gastos médicos. Por tanto, los seguros de viaje, aunque suponen un gasto extra, este no es demasiado grande y merece la pena realizarlo ya que es una garantía para viajar con mayor tranquilidad.

Recuerda que si se produce alguna pérdida o rotura de equipaje que sea responsabilidad de la compañía con la que viajes, puedes poner una reclamación. Infórmate de cómo hacerlo en los Puntos de Información de aeropuertos, estaciones, etc. Si, por otro lado, sufres el robo de tus pertenencias, tienes que denunciarlo lo antes posible en una comisaría de policía.

Si quieres hacernos llegar algún comentario puedes utilizar el formulario de CONTACTO.